Masilla de fachada propia

El mercado de la construcción moderna ofrece una amplia gama de materiales que se utilizan para las fachadas. Una de ellas es la masilla para el trabajo exterior. La elección correcta de dicho material proporcionará a la fachada un acabado de alta calidad y evitará su destrucción prematura. Además, la masilla de la fachada con sus propias manos requiere del maestro ciertas habilidades prácticas y el cumplimiento de las normas para la decoración exterior de edificios.

La masilla de alta calidad para la fachada puede proporcionar la oportunidad de preparar completamente la superficie para un posterior acabado, así como contribuir a la alineación de las paredes en perfecto estado. Hoy en día hay varios tipos de yeso para fachadas, que le permiten elegir el material más óptimo para el acabado de las paredes exteriores de cualquier estructura. Al mismo tiempo, es necesario tener en cuenta en qué consiste la superficie de las paredes.

Materiales

A base de cemento

Actualmente, hay muchos materiales diseñados para fachadas de masilla. Uno de los tipos más populares de tales composiciones de acabado son las masillas a base de cemento. Tales materiales son altamente resistentes a la intemperie externa. La resistencia a la humedad proporciona tal masilla para una vida de servicio lo suficientemente larga. Masilla de dispersión de agua basada en pegamento también se ha generalizado.

Dispersión de agua

Dicho material se produce en una forma lista para su uso. La masilla está empaquetada en un conveniente envase de plástico de varias capacidades. Tales mezclas tienen una observancia exacta de la viscosidad que les proporciona una durabilidad bastante alta del recubrimiento de una fachada y una excelente suavidad. A su vez, esto le permite realizar fácilmente trabajos de pintura. En el lado práctico, tales mezclas son muy convenientes, ya que son fáciles de usar incluso para un pintor sin experiencia.

Preparación de la mezcla.

Masilla de amasar

Para preparar la masilla terminada, se necesitan las siguientes herramientas y componentes de origen:

  • mezcla de masilla seca;
  • Agua técnica o limpia;
  • recipiente adecuado para mezclar la solución;
  • taladro con una boquilla especial o mezclador de construcción.

Primero, en el recipiente preparado debe verter la cantidad adecuada de agua. Luego, debe verter uniformemente la mezcla seca en el tanque y mezclar, evitando la formación de grumos de la masa del edificio. Después de esperar unos minutos para la saturación gradual del polvo con agua, debe mezclar bien esta mezcla con un agitador de motor eléctrico.

Después de obtener una masa homogénea de la consistencia deseada, debe darse un tiempo de descanso para estabilizar la mezcla. Esto suele ser de 5 a 15 minutos. Después de mantener este intervalo de tiempo, la solución se debe volver a mezclar de la misma manera.

Presta atencion Después de recibir la mezcla de masilla, ya no es posible agregar una porción adicional de polvo seco para espesar, y también diluirla con agua.

Herramientaы

Herramienta

La principal herramienta para los trabajos de spackling son espátulas de varios tamaños y formas. Son una construcción de una hoja de metal y mango. Dependiendo de las características de diseño de la espátula, las cuchillas pueden tener una configuración y tamaño diferentes. También hay espátulas sólidas hechas de caucho elástico. Esta herramienta se utiliza para alinear pequeños fragmentos de la superficie de la masilla.

El proceso de masilla

Primer muros de la fachada.

Para saber cómo poner la fachada de una casa, es necesario estudiar algunas características de este proceso. Acabar las paredes exteriores del edificio con yeso implica necesariamente su putting. Tal trabajo se puede dividir en varias etapas principales. A saber:

  • preparación de la superficie de la pared;
  • imprimación
  • aplicando una capa primaria de masilla;
  • dibujando la segunda capa;
  • masilla de acabado;
  • secado y lechada.

La tarea principal de preparar las superficies de la fachada es eliminar las capas viejas de pintura y masilla, que ya se han derrumbado. También debe limpiar las paredes de diversos contaminantes y el óxido. Los lugares donde se localiza el moho deben tratarse con compuestos especiales.

En la siguiente etapa, es necesario tratar todas las paredes de la fachada con una cartilla. Esto proporcionará a las superficies una mayor resistencia y un mejor ajuste de la masa de masilla, debido a su mejor agarre. La imprimación debe aplicarse con un rodillo especial o un cepillo ancho. Este tratamiento de pared proporciona a sus superficies una capa delgada que evita el desarrollo de moho y hongos.

Utilizar dos espátulas

Después de eso puedes comenzar a masticar las paredes. Para hacer esto, necesitas dos espátulas - medianas y grandes. Con una espátula más pequeña, debe aumentar el peso del tanque con masilla y con una herramienta grande necesita alisar la solución a lo largo de la pared.

Presta atencion Al aplicar la masilla no se debe hacer una capa demasiado gruesa a la vez. Es mejor sostener la herramienta varias veces en la superficie, alisando cuidadosamente la masa de masilla. Después de aplicar la primera capa, se le debe dar un cierto tiempo para que se seque, luego de lo cual se debe terminar terminando con un compuesto de acabado.

Ver tambien

Bricolaje casero de estuco

Añadir un comentario